jueves, 6 de noviembre de 2008

Yes we did!!

Ayer, hubo un despliegue de medios para analizar las elecciones norteamericanas. En el telediario de la Sexta, hubo un momento que incluso me emocioné escuchando el discurso de Obama, que tras un cristal antibalas, hablaba sobre unidad y no división mientras la gente lloraba y aplaudía de puro entusiasmo. Creo que en estos momentos, cualquier candidato republicano y no sólo McCain, hubiese tenido nulas esperanzas de ser elegido presidente de los EEUU. Y todo eso se lo deben a la mala gestión de George W. Bush. Con un país metido en dos guerras, con unas cifras de paro altísimas, con una crisis bestial y con una seguridad social pública inexistente, EEUU no es "el país de las oportunidades" que nos vendían a través de los medios.
Que Barack Hussein Obama haya conseguido ser el 44º Presidente de los EEUU es principalmente lo que hace de esta noticia algo esperanzador. No puedo imaginar que un gitano, un magrebí o un ecuatoriano (entre otras nacionalidades que conviven con nosotros en España) pueda llegar a ser ni siquiera candidato a la presidencia, al menos no en los próximos doscientos años. Un hombre negro con segundo nombre árabe. Con todos los prejuicios raciales que existen en el mundo, lo ocurrido con Obama es al menos un rayo de luz entre las tinieblas. Pero no nos engañemos. Un hombre no nos representa sólo por el color de su piel. No olvidemos que sus orígenes no son precisamente pobres. Obama gobernará un país complejo, con una industria armamentística importante, con lobbies peligrosos ocultos tras las sombras, con una América profunda que adora tener armas en sus dormitorios y banderas gigantes en los tejados de sus casas y algo que me aterroriza: esas referencias constantes a dios, con esa proliferación de pastores y enviados divinos que son capaces de dirigir opinión y vida de sus ciudadanos. No hay nada que más miedo me de que el fanatismo religioso. Obama tiene la oportunidad de devolvernos la ilusión y la confianza. Espero que no nos decepcione.

12 comentarios:

Fet dijo...

Cierto: la mejor campaña se la ha hecho Dubya.

Jota dijo...

In God we tru$t.

Leónidas dijo...

Año 2150.

Noticia: Se desvelan los secretos de la elección del primer negro presidente de EEUU. Todo fue una perfecta y orquestada operación de marketing. La masa de aquella época se estaba enfureciendo y había que darles un Espartaco o quizá un Manchurian ¿?

NecioAtalayo dijo...

Amén! La verdad es que, con las lógicas diferencias para entender a los americanos del norte desde este lado de la orilla, sus ideas, su sitema y otras tantas cosas, yo también seguí con entusiasmo las elecciones, y en el fondo deposito mis esperanzas en este hombre, con grave peligro de verme decepcionado... Esto de la política es un poco como el amor! BSS

Un estertor dijo...

-¡Mamá, el último capítulo de la serie ésa!
-¿Qué dices, hijito?
-Que ya ha terminado. Con final feliz.
-¿Ah, sí? ¿Qué ha pasado?
-Ganó el negro, el que no nos caía tan mal.
-Uy, qué alegría. Después de un año de episodios, era lo menos que podían hacer por su audiencia los guionistas.
-Pues sí.
-Anda, pon ahora la otra serie, la de los maltratadores.
-Voy, mamá. Voy...





Saludos, que hacía tiempo que no escribía por aquí.

matajazz dijo...

Mal asunto cuando las esperanzas de la humanidad estan depositadas en un solo hombre.
Yo apuesto por desconfiar y no pasarle ni una.
Eso sí sin dejar la ilusión, la pandereta y el bourbon, pase lo que pase.

Josu Sein dijo...

Es verdad que puede terminar decpcionando, para empezar porque no hay ninguna diferencia esencial en que se sea blanco, negro, o lo que sea. Pero es precisamente por eso que alabo que Obama haya ganado las elecciones, porque así se demuestra lo que acabo de decir. Y como tú has dicho, Maya, por la larga tradición que lleva EEUU, Obama lo tiene difícil, pero en ese aspecto hay que entenderle, así que por ahora sigamos teniendo confianza.

¡"Por fin" he acabado de leer este fantástico blog! Sigue así, que seguiré leyéndote, y un besote muy gordo.

Anónimo dijo...

Zp despues del g20 dice que no habra exceso de proteccionismo en los mercados.
¿Este tio es de izquierdas?

Nando dijo...

Si que es bonito que sea el primer presidente negro (que por cierto no es negro realmente, sino 50% blanco 50% negro, su madre es mas blanca que la nieve y fue la que lo educó, pero es mas fácil verlo negro). Sin embargo pienso como Josu que puede acabar decepcionando a la gente que espere grandes cambios...
Un gran post, por cierto, y felicidades por tu blog.

Josu Sein dijo...

Bueno, algún cambio es de esperar que haya, tampoco vamos a ser fatalistas. Me parece no bonito, sino fantástico que esto haya ocurrido. Y Obama sí que es negro, o mulato si se prefiere. Aunque tus padres tengan los ojos azules, si tú naces con los ojos marrones, pues son marrones. Si tu madre es morena y tu padre rubio, y tú sales rubísimo, pues no tienes una mezcla de colores en el pelo, eres simplemente rubio. Que uno de tus progenitores sea de un sexo no implica que tú seas del otro. Cuando nacen 2 mellizos de un progenitor blanco y otro negro, y los niños salen uno negro y otro blanco y rubio (ha solido ocurrir) no son mulatos los 2. Uno es blanco y el otro negro. Pero es que todo eso es bueno. AFORTUNADAMENTE ya no existe la pureza, y prácticamente tod@s somos resultado de muchas mezclas.

Nando dijo...

Te doy la razon en lo del rubio y el negro pero es que obama no es un negro tipo Samuel L. Jackson, sino tipo Will Smith o Rihanna, que cuando vuelvo de la playa yo tengo mas color que el... Y tampoco tiene rasgos excesivamente negros, sus labios no son gruesos por ejemplo.

Lo que quiero decir es que se le llama siempre negro pero a mi tan negro no me parece...

Maya dijo...

Josu, en lo puro no hay futuro. La pureza está en la mezcla.
(qué gran legado nos dejó Pau Donés antes de volverse idiota)