jueves, 19 de marzo de 2009

Y a mi quién me protege de todos éstos??

Ok. Lo admito. Es un puto churro. Pero no tenía a mano el photoshop y sólo disponía de un programa que no había utilizado nunca: PhotoFiltre (!!). Además, lo he hecho en 20 minutos.
Ahora, la campaña de los obispos desde el punto de vista publicitario, es una mierda -asíN de claro- con un mensaje que de tan obvio, lo entendería hasta un mono.
Y es que tiene delito que un creativo lance toda una campaña pegando dos imágenes, una al lado de otra, con un embrión bastante robusto y crecidito a la izquierda y un lince a la derecha con un letrero que reza (nótese el doble sentido de este verbo) "Especie protegida" y coronarlo con unas cuantas fotos de unas celulas (y otras formas parecidas a un tumor) de colorcitos en la parte superior del diseño. Académicamente es como mínimo para suspender a este tipo, romper en trozos su titulación o pegarle fuego a su currículum.
Mi contrapublicidad, salvo algunos fallitos de tipo técnico, tamaño desigual de las fotos y cierto desnivel en la simetría del conjunto.. es tan simplona, tan absurda y válida como la de los obispos.
Protejamos a nuestros hijos (es un suponer) de las influencias malignas de algunos personajes. El cómo es una muy buena pregunta.

3 comentarios:

Arnau dijo...

Panzada de reír con tu post. Más vale tomárnoslo así, Maya.

Fet dijo...

La tuya es mucho mejor, mujer. Dónde va a parar!
No hay color.

Josu Sein dijo...

Michael Jackson estará pal arrastre, pero me preguntan de ahí con quién me quedo y no me lo pienso.

Bombardea a un feto nonato con esas imágenes, rollo La Puta Caja de T5, y una de 2, o es el propio feto el que provoca el aborto o nace ya planificando como destruirlos a todos.