domingo, 1 de marzo de 2009

El hiperrealismo de Ron Mueck

Ron Mueck es un escultor hiperrealista australiano que tuvo como origen profesional el mundo de los efectos especiales para el cine, trabajando para Jim Henson en películas como Labyrinth o The Dark Crystal. Sin embargo ya había dado un paso hacia el mundo del arte aprovechando su talento para desarrollar creaciones plásticas con un realismo sorprendente.
Mueck se mudó a Londres para establecer su propia compañía, creando utilería y “animatronics” para la industria de la publicidad. A pesar de ser altamente detallados sus trabajos, eran diseñados para ser fotografiados desde un ángulo muy específico, ocultando así el desorden de la obra vista desde otro ángulo. Mueck con más y más frecuencia deseaba producir esculturas que se vieran perfectas desde cualquier ángulo.


Las esculturas de Mueck reproducen fielmente los detalles del cuerpo humano, pero juega con la escala para crear imágenes que nos sacuden. Su obra de cinco metros “Boy”, fue mostrada en 1999 en el “Millenium Dome” y más tarde se exhibió en la “Biennale de Venecia”.
“Dead Dad” (papá muerto) es una escalofriante e hiperrealista obra de silicona y otros materiales, del cuerpo muerto de su padre, reducido aproximadamente a dos tercios del tamaño natural. Es la única obra de Mueck que usa su propio pelo para el producto final.

2 comentarios:

Josu Sein dijo...

Parece que no se registró el comentario que ya puse por aquí. Sólo quería decir que desde luego estas esculturas son impresionantes y sobrecogedoras.

RAÚL dijo...

acojonante. estaba buscando otro calificativo más apropiado, pero ese pedazo de niño observando huidizo, es brutal. a mi me encanta, desde luego. conoces el vídeo de los hives? es genial!

www.youtube.com/watch?v=rwhU99_66R8