sábado, 1 de marzo de 2008

Sentimiento oceánico

La expresión “sentimiento oceánico” ya la utilizaba Freud, quien a su vez la tomó prestada de su amigo el escritor Romain Rolland, para describir experiencias místicas, esto es, lo que ahora los psicólogos definen como estados modificados de la conciencia. Este sentimiento oceánico se caracteriza por una sensación de misterio y de naturalidad indisociables, una sensación de plenitud, de unidad, de simplicidad, de eternidad, de serenidad. Pero esto no tiene lugar en el encuentro con un ente superior, no es sólo la trascendencia. Es lo que el filósofo André Compte-Sponville denomina “mística de la inmanencia”, la sensación de ser uno con la naturaleza, uno con el todo. Romain Rolland lo denominó sentimiento oceánico porque somos uno con todo, como la ola o la gota de agua son uno con el océano. El ser humano es tan sólo una parte de un todo... De grado o por fuerza, el individuo deja que su yo se desvanezca, terrorífica o felizmente arrastrado por la unanimidad de la muchedumbre innumerable. Es ésa una vivencia que, en sus instantes de mayor ardor y placer, se iguala a la embriaguez o al mareo o a la lasitud, una especie de desvanecimiento transitorio que descarga. El individuo ya no está propiamente en estado de vigilia, sino en un estado de ensoñación, de fantasía, en la que se esfuman los confines de la propia identidad. Uno sólo es uno más y nada más...

7 comentarios:

Rup dijo...

Hola compadre. Ese sentiminto oceánico del que estás hablando, de acuerdo a mi propia experiencia es mucho más lúcido que el estado de vigilia "standard". Toda la estructura del yo, sí, se desvanece pero nada real se pierde, todo lo contrario, se pierde la ilusión de que somos ese concepto en la mente que se denomina EGO. Te mando un abrazito. Chau.

Maya dijo...

Hola Rup, para mí el sentimiento oceánico es más que un estado de vigilia,es perder ese sentimiento de individualismo (ego( para llegar al sentimiento colectivo.
Qué diferentes se vería la vida de ese modo...

Gracias por tu visita.

Salud!!

MELOU dijo...

Justo y oportuno comentario... busqué y encontré tu post para explicar un cuento que escribí una vez... gracias...

Ruben dijo...

.... hola?

Argentina dijo...

antes de afirmar que Freud incorpora el Concepto de sentimiento oceánico, por favor, revisar el contexto en que lo menciona. hay una entrada en un blog (que no puedo citar porque se me perdió, donde se explica.
Un sentimiento universal que debería inscribirse en toda alma es el viejo adagio de que no hay que hablar por boca de ganso ni proferir el nombre de, en este caso Freud, en vano.

Viterbo dijo...

Conseguí salir de la pereza e ir a buscar el libro de Freud, donde comprobé ahí mismito en la segunda página del texto (página 7, el malestar en la cultura, Alianza, 1981) que "yo mismo no logro descubrir en mi (acento) ese sentimiento 'oceánico' "
Freud discurre sobre el llamado "sentimiento 'oceánico'", pero ni lo toma prestado ni lo adopta.
Por favor, no lo hagamos decir lo que no dijo, para concederle validez a una categoría que nos cae en gracia.
(en mis tiempos eso se llamaba "argumentum ad autoritatem").

Juan dijo...

Veo que los comentarios a esta entrada son ya de hace bastante tiempo pero aún así, quería decir que no encuentro dónde Maya dice que Freud propone una teoría en torno al "sentimiento oceánico". Únicamente dice que utilizó esa expresión para referirse a una determinada sensación.