jueves, 25 de diciembre de 2008

Una y otra vez, vuelve la Navidazzzzzzzzzz

Gente vestida con sus mejores galas dispuestos a pagar lo que sea con tal de jactarse de tener la mejor navidad.
Camellos con mercancía fresca en los lugares de fiesta.
Prostibulos con los parkings llenos.
Cristianos vanagloríándose de su misericordia con el prójimo.
Compañías telefónicas que se frotan las manos con cada sms a 0.15 céntimos.
Las mismas malditas reposiciones televisivas: Qué bello es vivir, Cuento de Navidad.. Rey de reyes, etc.. Por no hablar de los "especiales navideños" con parodias y sketches de humor chusco ibérico.
¿Y qué decir de los maratones Inocente, Inocente y otros "reparte migajas" para recaudar dinero con la que ayudar a los más necesitados?.
Los putos villancicos sonando por las calles, los supermercados, los centros comerciales.
Miles de abetos que se venden cada año y que probablemente iran a parar a la basura en febrero.
Esas sonrisas estúpidas y palabras huecas de gente que ni conoces ni te suele hablar el resto del año.
Los regalitos obligados. Ahora por partida doble: Papa Noel y Reyes.
Las aglomeraciones en todas partes. Los atascos. Las colas.
Los miles de muñecos de Papa Noel colgados por los balcones de toda España.
El mensaje "solemne" del Rey. ¿Qué me importará a mí lo que opine este tío?
Los spots de juguetes que te martillean la cabeza una y otra vez cuando estás viendo la TV.
Los días gélidos y los anocheceres tempranos de diciembre.
Las comidas familiares, las comidas de empresa. Por qué? Para qué?
Marisco, cordero, pavo.. Opulencia a costa del sacrificio de millones de seres vivos.
Los mensajitos de móvil, los emails, las postales que te obligan a estrujarte la sesera para responder con las mismas frasecitas almibaradas navideñas.
La cena de Nochevieja. Pagar lo que sea para disfrutar de una comida repelente regado con alcohol de garrafa y amenizado con música hortera mientras ves a la gente poco a poco ir perdiendo la dignidad.
1 de Enero: Todo el mundo te besa y te desea feliz año mientras te cuenta las barrabasadas que hizo la noche anterior. El que más haya bebido y más tarde se haya acostado, es más cool.
Es como un bucle infernal, ocurre lo mismo año tras año...

3 comentarios:

Josu Sein dijo...

Yo dije que la navidad a mí ni fu ni fa, pero leyendo estas cosas me posiciono más...
Como soy vegano paso de la cena aunque ya sé lo que pasa, pero la programación televisiva, incluyendo a Juan Carlos, y la hipocresía cristiana ésta, me matan.

Fet dijo...

Normalmente es mejor no pensar. El resto de los días del año, tampoco.

Leónidas dijo...

Y lo curioso es que incluso intentando alejarte del maremagnum, resulta que uno siente, o al menos yo siento, que algo más triste se queda uno, alejado de todos..., ¿por qué será?