domingo, 24 de mayo de 2009

Osborne cambia de imagen

Luis Morillas ha sido el encargado de deconstruir la nueva imagen de Osborne. Morillas después de investigar qué significaba la marca para el consumidor decidió mantener el toro como elemento distintivo de la compañía, sin entrar en temas de tradición o sentimentalismo, pero adaptándolo a los nuevos tiempos.

Si bien la tipografía clásica de Osborne y la silueta del animal continuarán estando presentes como hasta ahora en algunos de los productos, sean estos bebidas o productos de merchandishing, en el caso de la marca "paraguas" sólamente aparecerá su cabeza dentro de la "o" central de Osborne escrita en una nueva tipografía y con el añadido de la frase "Desde 1772" para destacar la solera de la empresa.

En mi opinión, es un trabajo bien hecho, correcto y quizá necesario. Osborne no son sólo bodegas sino también agua, jamón 5 Jotas, etc. En este restyling han restado protagonismo al toro para evitar que fagocite al resto de divisiones empresariales, pero esa figura negra que les identifica desde siempre, se mantiene en sus elementos promocionales.

Que una empresa o grupo empresarial consiga que un símbolo se universalice y lo asocien por siempre a su marca, es un gran logro desde el punto de vista publicitario. Es y será siempre: "el toro de Osborne". Pero eso sí, que ese toro de Osborne todavía pretenda asociar la jodida tauromaquía como símbolo y parte de nuestra cultura, merece que todos los publicistas y diseñadores del país se pongan a trabajar en ello. Somos muchos los españoles a los que nos averguenza que se siga exportando al mundo esa imagen de la España cruel, sangrienta y paleta propia de un pueblo atrasado. Ya que las instituciones (incluida la Iglesia que permite estas matanzas para celebrar santorales) no tienen cojones para abolir esta barbarie, al menos que no nos metan a todos en el mismo saco de mierda.

4 comentarios:

Josu Sein dijo...

¡¡¡Olé!!!
Teniendo en cuenta lo lentos que vamos, ya me parece un gran adelanto que la figura del toro pase más desapercibida, no asociándola tanto a la tauromaquia. Con pequeños cambios que hagan cada cierto tiempo, en el futuro podrá ser un logo igualmente identificable pero totalmente diferente al de ahora.

Y la tauromaquia terminará desapareciendo. Tiempo al tiempo.

Arnau dijo...

Buen rediseño. Puesto al día. Solamente una objeción: echo a faltar más cornamenta; Bertín lo agradecería, tanto da si es suya o ajena.

Maya dijo...

Arnau, bastante tendrá la familia de Bertín viendo cómo pone su imagen para vender el jamón Navidul teniendo su familia el 5 Jotas ;)

raúl dijo...

siempre me gustó la imagen del toro, verlo plantao, libre, poderoso, sin banderillas, ni estoques, ni sangre. como debería ser siempre, vamos. también me gusta la actualización de la firma. good work!