jueves, 9 de febrero de 2012

Capitulación

Nunca debimos perdonar todo lo que nos hizo el franquismo. La mal llamada transición no fue sino una capitulación. Si no hubiésemos mirado para otro lado como borregos que somos, probablemente  ni los cachorros del régimen ni ninguno de sus miembros se hubiesen atrevido a crear un partido como el PP.  Y  jamás hubiésemos permitido la existencia de ninguna agrupación de ultraderecha. Y la iglesia católica no tendría ningún poder en la toma de decisiones de la vida politica. Y dentro de los tribunales se hubiese limpiado todo germen fascista. Podemos llamar a Superman para que de unas vueltas al mundo y viajemos atrás en el tiempo, salir a la calle y boicotear el sistema o quedarnos jodidos pero calentitos en casa. Ya sabéis qué opción hemos elegido.

2 comentarios:

Felipe dijo...

Lo que sucedió es que la puta izquierda,empezando por Carrillo, nos vendió con sus pactos de silencio.Y después los gobiernos socialistas no han tenido los huevos suficientes para desmontar el tinglado.¿Los socialistas?¡Pero si muchos proceden del antiguo régimen!

Josu Sein dijo...

Las esperanzas de hace 9 meses desvaneciéndose. Habrá sido un aborto.