domingo, 30 de mayo de 2010

Carteles y portadas

11 comentarios:

raúl dijo...

brillantes campañas de concienciación, fantásticas. la portada del independent es tremenda. cacharros de 500€ para el mundo pudiente a costa del sudor, las lágrimas, la salud y hasta la vida de los trabajadores más jodidos de este pobre mundo.

Más claro, agua dijo...

Fantásticos!!!

;-)

Josu Sein dijo...

Hacía tiempo que habías dejado esto de los carteles...

Los 3 últimos son más bellos o espectaculares como imagen, pero el primero... fff... Toca...

Alfredo dijo...

Gracias a ese estúpido gadget, que no me compraré, muchas personas del manido tercer mundo se llevan un sueldo a casa.

Claro que pueden ser explotadas por ello. Pero nadie puede ser explotado por ti o por mi: no por mérito nuestro sino porque nunca hemos tenido un trabajador al que explotar. Simplemente no somos tan buenos como para poder llegar a ser malos.

Las multinacionales, los Estados Unidos y la economía de mercado, con sus miles de imperfecciones son la herramienta que va sacando al mundo de su estado natural: la pobreza, la miseria y la enfermedad.

Pero claro, esta versión es menos poética...y esas imágenes son tan hermosas...que importa...si non e vero...e ben trovato...

Alfredo
www.fatalesespejosrepetidos.blogspot.com

Maya dijo...

Nunca dejarás de sorprenderme, Alf. Pero no precisamente en lo positivo.

No voy a entrar a discutir lo que dices porque sería extenso y me tengo que ir a trabajar.. sólo un apunte: la economía de mercado sino provoca la pobreza, la miseria y la enfermedad, la perpetúa. Y todo para qué? para obtener mayores márgenes comerciales con los que tangarnos a nosotros a costa de putearlos a ellos.

Si eso te parece "progreso" háztelo ver.

Josu Sein dijo...

¿El gobierno de EEUU va sacando al mundo de la pobreza?
No comment...

www.fatalesespejosrepetidos.blogspot.com dijo...

La pobreza y la enfermedad son el estado natural del ser humano. La esperanza de vida a lo largo de nuestra historia ha sido deprimente (sin ir más lejos en Cataluña, a principios de siglo unos 50 años,imagínate en África).

El problema es que la gente no se da cuenta de eso y prefiere, con un claro reflejo pauloviano una historia (falsa) pero maniquea e infantil de buenos y malos extremos: cuando yo diga multinacional, Estados Unidos e Israel tu empieza a salivar. Y no veas como saliva la gente.

La economía de mercado y la seguridad jurídica han hecho más por el progreso del mundo que la caridad derechosa, la beatería progre y el infecto social-comunismo. Lo triste es tener discutir sobre algo tan obvio.

Eso si, se remedia leyendo. Pero no leyendo siempre lo mismo.

PD. Tu no me decepcionas, niña. Eres enternecedora se mire como se mire, siempre y en todo lugar.

Alfredo.

Alfredo dijo...

Por cierto, te dedico esta entrada de mi blog, escrita pensando íntegramente en ti:

http://fatalesespejosrepetidos.blogspot.com/2010/06/tengo-una-amiga-progre.html

Un besote.

Maya dijo...

Gracias por la dedicatoria. Ya leo tu post con detenimiento un día de estos y te comento algo.

Evitadinamita dijo...

"Eso si, se remedia leyendo. Pero no leyendo siempre lo mismo."
Pues éso mismo le podemos decir a usted.
Hay gente que se muere por el agua que bebe. No creo que considerar injusto un sistema que permite una injusticia así, muy lejos del progreso que dice usted que el Imperio lleva a todos los lados, pueda ser considerado como un problema de aceptación de la enfermedad y la muerte del ser humano. Me parece una bajeza por su parte minimizar el impacto de la economía de mercado con esos argumentos tan lamentables.
Al menos, los que leemos otras cosas que usted no lee, tenemos claro que es preferible vivir en Cuba antes que en Haití(antes y después del terremoto).

Maya dijo...

Haz como yo, Evi.. ignóralo.
Ves que me haya pasado por su blog para escribirle algo?
Igual si un día me levanto guerrera puedo entrar al trapo con este tipo de personas pero ya hace tiempo que decidí que un engreído así no me iba a sacar la bilis.. y menos un tipo apoltronado en su asiento de funcionario tocándose las gónadas opinando de todo y de todos desde las alturas.