viernes, 29 de enero de 2010

Por eso se oye este refrán

De vacaciones en Noruega, nos gustaba detenernos en tiendecitas de souvenirs para curiosear un rato, y comprar algún regalo. A veces nos llevábamos algún llavero al bolsillo sin pasar por caja. En un país con gente tan cívica, tan concienciada con el medio ambiente, no es extraño que no hubiese más vigilancia, más cámaras controlando a tantos turistas que en temporada alta, pasean por las estanterías.

Nos contaron que en el ranking de robos cometidos por ciudadanos europeos, los españoles estaban a la cabeza. No he comprobado la veracidad de este dato (aunque doy fe) pero conforme voy viviendo las noticias del día a día, más me acuerdo de aquel viaje, y comparo modales, educación y ética.. y me pregunto cómo es posible no envidiarlo. Aquí cuentan que la rapiña está casi normalizada. Casi todos la practicamos de un modo u otro. Por curiosidad, por guasa, por vicio, por imitar a otro.. Y casi todos tenemos algo en común: el escaqueo, el marujeo, la vagancia, la juerga y el buitreo.

Me cuenta una amiga que lleva sin cobrar varios meses, luego me cuenta otra en la misma situación que sus jefes están al borde de la bancarrota, que los bancos aprietan, que no reciben ayudas y lo más sangrante: que desesperados por conseguir algo de efectivo para seguir adelante, quisieron vender una máquina valorada en 30.000 euros a un señor que les ofreció 950. Aves de rapiña planeando sobre el cadáver, aprovechando la necesidad de otros para lucrarse.

El otro día me rompieron la luna del coche para robarme y nadie vio ni oyó nada, ni la policía científica hizo nada (huellas en superficie rugosa dicen no son fiables) ni aquí ha pasado nada. El tipo que me robó, de haberlo pillado en ese instante la policia, hubiese salido un par de horas por la puerta a delinquir de nuevo, después de tomarle declaración. Es lo habitual. El seguro de mi coche y el de hogar no se hacen cargo. Conclusión: a la gente no le importa, a mis compañías aseguradoras no les importa, al chorizo no le importa, a la policia no le importa, a la justicia no le importa, al gobierno no le importa.

Un país convulsionado por una crisis mundial que aún permanece en el fondo junto a Grecia y Letonia, con una pésima gestión de un Zapatero cada vez más patético e incompetente, y con una oposición profundamente podrida y corrupta. Esto es lo que tenemos. Y la ciudadanía? Bien, gracias.

Esta siendo muy comentado atrasar la edad de jubilación a los 67 años. Otra de las metidas de pata o giros de trombo a la derecha de esta clase de políticuchos de izquierda a los que hemos votado.

Ayer viendo a Obama delante del Congreso, defendiendo sus ideas y su programa político a pesar de las oposiciones republicanas a la reforma de la Sanidad en EEUU, me daba cuenta de que tanto Obama como Zapatero en su momento representaron para mí la alegría de un cambio. De una especie de brisa fresca que limpió el aire nauseabundo que dejaron sus antecesores.

No sabría qué decir de Obama, me parece un político de una talla increíble. A mi aún me convence, quizá necesite una segunda legislatura para que se vea realmente quién es. Desearía que su discurso no fuese una obra teatral "presidente negro y mesías" escrito por algún jefe de campaña de publicidad para lograr el apoyo del pueblo. A Zapatero le escribieron uno muy chulo sobre ley de matrimonio homosexual, alianza de civilizaciones y otros fuegos artificiales. Sólo hubo que esperar que se disipara el humo y apareció: ley de sostenibilidad, aumento del iva, edades de jubilación..etc.

Las empresas están sometiendo a sus empleados a episodios de miedo generalizado. Los trabajadores son capaces de cualquier cosa con tal de mantener su puesto: Hacer más horas y no cobrarlas; ser despedido, cobrar el paro y seguir trabajando para ellos; ocuparse de unas tareas que antes hacía el despedido de turno. Los empresarios aprovechan los ERE para quitarse de encima a los que molestan y los sindicatos no abren la boca, no son capaces de movilizar a una masa que ya no cree en ellos y hacen como que hacen, sin hacer nada y así un largo etcétera de causas-efectos de la ralea que nos retrata.

Los bancos ponen palos a las ruedas y nadie puede ni hace nada. Los negocios se quejan, maldicen, los particulares también, pero en bares o en su casa cenando mientras ven Gran Hermano. Algunos lo escribimos en un blog.

Los bancos son entes feudales. Y nosotros buenos siervos.

Este es un país que adora a Belén Esteban, bautizada como la princesa del pueblo, un país que vota a corruptos mientras consigan prebendas, un país que adora al sinverguenza, al pícaro, al caradura porque se acuestan con las más guapas, un país de empresarios que declaran a Hacienda ser mileuristas y mileuristas conformistas a los que sablean por todos lados. Una nación que se divide entre los nostálgicos del antiguo regimen que aplauden las soflamas de una iglesia carca... y el resto: la gente normal. Un país de pícaros lázaros que en lugar de alforjas, llevan un Ipad. Una república bananera que preside la Unión Europea. Un país atestado de personajes que van al Diario de Patricia.

Ahora toca inmigración. Ayuntamientos que no quieren empadronar sin papeles. Gobierno central que habla de vulneración de la sagrada constitución. Un político que dice que es de izquierda y argumenta lo no racista que es mientras se atusa el pelo y sesea. Y la calle es un fervor, con gente que no sabe si cobrará la pensión (aunque trabaje hasta los 67) pero que habla de inmigrantes que quitan los trabajos, que abaratan los sueldos, que se quedan a nuestras mujeres -y hombres-, que delinquen y que no se adaptan a nuestras bonitas costumbres..

La propaganda ideológica cumple muy bien su papel. Los de arriba manejan el cotarro a su antojo y nosotros nos damos de hostias con el de enfrente o el que está más abajo. Porque no tenemos coraje, porque tememos al poder, porque nos reconocemos en sus defectos, porque en el fondo lo deseamos, lo envidiamos.

No me parecería descabellado pensar que un futuro no muy lejano, el nivel de corrupción y desidia se extienda a policias que indiferentes ante un delito se dediquen a rellenar informes, jueces que trabajen 6 horas, nombrados a dedo y debiendo favores, ejecutivos de banco con primas multimillonarias, canallas que ocupan cargos públicos dejando a cientos de trabajadores en la puta calle, ex políticos causantes de guerras que ganan millones dando conferencias o asesorando a magnates y ex periodistas antes al servicio del poder y ahora asesorando a mangantes.

No me extrañaría nada.

12 comentarios:

Alfredo dijo...

A la luz de tu post obtengo algunas interesantes conclusiones sobre el efecto de un robo de efectos en vehículo con fractura de luna:

1) El robo empeora la imagen de Zapatero.

2) El robo cabrea.

Y una más general. Se puede despotricar contra los políticos, las multinacionales, las iglesias, la policía y el ku kux klan.

El problema, que no acabamos de percibir, es que todas esas cochambrosas instituciones son el alter-ego exacto del ciudadano medio: una oveja mansa que trinca lo que puede, muerde si le dejan y una auténtica máquina de autojustificación.

Y eso tiene mal remedio. Porque si la culpa de todo la tienen las multinacionales o el gobierno... pse... pero si la tiene una pandemia de estupidez global... a ver quien vacuna de eso.

Maya dijo...

Y a mi me encanta que de todo lo que he escrito hayas hecho ese resumen-asociación tan divertida: luna rota+ robo= mala imagen de zapatero.
Ya has visto que hablo del español medio, independientemente del lugar que ocupe en la sociedad.

Josu Sein dijo...

Nunca se me olvidará cuando un gran amigo me llenó mi piso de Barcelona de desconocidos, por lo que me quedé sin él ya qye pasaron de mi denuncia y fue la inmobiliaria la que me llevó a juicio. Tampoco se me olvidará cuando en plena estación de Sants en Barna me robaron la maleta con absolutamente toda mi ropa de verano y mi equipo fotográfico completo. Los guardias de la estación no me hicieron ni caso, y evidentemente mi denuncia quedó archivada. Así que sé muy bien lo que has podido sentir con lo del robo. Eso sí, yo no me arrepiento nada de haber hurtado hasta la saciedad en grandes superficies como el FNAC (nunca en pequeños comercios), que al fin y al cabo allí nadie pierde, más que los de la SGAE en todo caso. De hecho una descarga de internet puede conllevar una mayor penalización que un hurto inferior a 400€.

Yo no confío en absoluto en Obama. De hecho cada vez me parece más despreciable. Como estrategia se lo montaron bien desde luego, sabiendo que un presidente negro tenía muchas posibilidades de ganar por ver en él el conductor de un cambio, pero está claro que en un país con una política tan conservadora y racista, no pudo salir de la nada y todo estaba planeado con sus cominches. Así lo atestiguan varios documentales que narran cómo se las arregló para viajar por Kenia antes de ser presidente para ser declarado estúpida y cínicamente Premio Nobel de la Paz, y para más inri, ocupando cargos importantes de su gobierno los personajes que le ayudaron en su travesía por Kenia.

Bombas en los bancos.

Sobre la inmigración, el otro día escuché que hay una propuesta que me parece interesantísima. Que todos los inmigrantes, incluidos los sin papeles, hagan un solo día de huelga para que España vea como puede llegar a empeorar todo en un solo día por no tener a trabajadores que desempeñen las tareas que los españoles no quieren. Te prometo que me encantaría verlo.

La democracia es cancerígena, y su cáncer es la burocracia (William Burroughs).

Fíjate todo lo que he escrito pero se me quedan muchas cosas en el tintero, sobre todo referente a Obama y cómo se está aprovechando de Haití para darse prestigio cuando han sido los propios EEUU los que han destrozado Haití durante años.

jaimeluanco dijo...

Todos esos males son culpa nuestra, como conjunto de ciudadanos, tenemos lo que nos merecemos. Estamos en un país donde el que respeta las leyes y normas solo tiene problemas, además de quedar como un tonto. Luego todo se va pudriendo y ese es el caldo de cultivo para que aparezca un salvapatrias cualquiera por ahi, que en este bendito país solo aprendemos a palo limpio.

ESTÁS EN UNO DE LOS ESCAPARATES DEL TALLER DE OBRA GRÁFICA Y CREATIVIDAD DE HERNÁN PACHECO PUIG, SE BIENVENIDO/A. dijo...

Vaya Maya, cuántas vallas...
Me ha gustado mucho cómo has introducido y nos has ido llevando por el texto, quizás tu amor al mundo te hace esperar del otro que no te falle, creo que ahí fallas tú, ¿debemos esperar tanto de los candidatos elegidos por tantos, tantos, tantos?, (perdón, no es prepotencia, como yo no participo será mejor que no entre...), al final te decepcionas [(Del lat. deceptĭo, -ōnis)1. f. Pesar causado por un desengaño.]pero,¿puedo preguntar si ha habido realmente engaño?¿La incompetencia o no de Zapatero es tan sorprendente, realmente es tan grande el hijoputismo de la oposición?, a mi me parece que es concederles demasiado, y así haciéndolo, me temo que nos ponemos por debajo, tampoco creo que merezca la pena, no sé,siento no saber expresarlo no me siento especialmente lúcido hoy...hay algo sin embargo que tintinea o chirría en mi cabeza desde que me he propuesto responder,¿merece la pena robar un llavero, ser uno más en esa estadística lamentable y noruega? Sobre todo,¿no crees que todo comienza en nosotros?¿que lo que haces, te hace?¿que nada nos distingue si hacemos lo mismo?...no sé, ¿perdón?

Arnau dijo...

Qué bien que escribes cuando te enfadas. Qué bien que escribes cuando narras. Qué bien que estés.

LA CAÑA DE ESPAÑA dijo...

Siento lo de la luna y siento lo de tu seguro, lo de la poli... no lo siento por ti: lo siento por mí... porque son los mismos que a mí me toca sufrir. Claro que yo tengo amigos polis y lo que te cuentan le parte el corazón a cualquiera, es como si a un albañil que se pasara toda la mañana deslomandose para hacer un muro, por la tarde se lo tiraran... y así un día y otro y otro y otro... y cuando han pasado un par de años le recriminaras que ya no le pone el mismo interes en que le salga derecho.
La politica... no te voy a decir que ya te lo d... No, no te lo voy a decir.
Un beso, anímate.

Anónimo dijo...

Hay una frase, mi querido Hernán, que dice que no es necesario hacer grandes cosas para salvar el mundo, porque si una persona, es una persona, y se comporta como tal, ésa es la base de la paz.
Después de lo del llaverito, y gracias a tu apreciación me doy cuenta que no soy persona.. soy una choriza de poca monta.

ricard dijo...

Me gusta cuando te "enfadas".
('Me gusta cuando te enfadas porque no estás como ausente')
Terminas con este "No me extrañaría nada", como en un buen tango.
Saludos.

Maya dijo...

Ese último comentario anónimo soy yo!

Fet dijo...

¡Alegría!

raúl dijo...

que viva espaaaña! completo repaso de la decepción (siempre al final, decepción) de vivir en un país de charanga y pandereta. siguen dando las mismas ganas de suicidarse que tuvo larra, vamos!!