domingo, 2 de agosto de 2009

Crisis financiera = Drama social

Uno de las decenas de nuevos parados que aguarda su turno en la cola de una oficina del INEM hojea un periódico: "El Ibex, a punto de conquistar los 11.000 puntos". "Santander puede lograr los mejores resultados de su historia". "El petróleo regresa al nivel de los 70 dólares". Cierra el periódico y mira a su alrededor. No entiende nada.

Esta es la nueva cara de una crisis que arrancó hace ahora dos años con el terremoto financiero desatado por los problemas de valoración de las hipotecas basura en EEUU, que devoró los índices bursátiles en su primer año de vida y que causó las mayores pérdidas en parqués y bancos desde el crash de 1929. El shock fue tan fuerte que llevó a las economías más liberales del mundo EEUU y Reino Unido a hacer un paréntesis en sus programas de mercado y nacionalizar las principales instituciones financieras.

Pero la fase de grave inestabilidad financiera ha llegado prácticamente a su fin. "Las previsiones de bolsa son razonablemente al alza", apunta Nicolás López, director de análisis de M&G Valores. "Los resultados de las empresas pueden estar a punto de tocar fondo y para después del verano ya se espera que EEUU comience a tirar". Sin embargo, las consecuencias que deja la onda expansiva de la explosión financiera se percibirán durante al menos otro año. Mientras los índices se recuperan y los bancos finalizan su saneamiento, el fantasma del desempleo se extiende por las economías desarrolladas.

El jueves, el FMI dio sus previsiones para los países de la zona del euro y presagia una tasa de desempleo del 10,1% (en junio se situó ya en el 9,4%) para 2009 y del 12% para el año próximo. Una cifra nunca vista en 16 años.O lo que es lo mismo, alrededor de 19 millones de personas en la zona del euro estarán sin trabajo en 2010.

Los bancos deben enfrentarse a un segundo problema: la morosidad. De estos, aproximadamente 4,5 millones de desempleados (casi uno de cada cuatro parados comunitarios) podría estar en España, donde el propio Gobierno cifra en el 19% la tasa de paro para el próximo ejercicio.

"La destrucción de empleo terminará siendo lo más destacado de esta crisis", apunta Florentino Felgueroso, catedrático en la Universidad de Oviedo. "Todo el desempleoque se pierda ahora dificulta más la recuperación. Temo que España se desincronice con el resto de Europa por culpa del paro y no pueda recuperarse al mismo tiempo", matiza. En el caso particular de España, los expertos creen que al sector del ladrillo, el gran aliado de las hipotecas basura para poner patas arriba el sistema, aún debe ajustar mano de obra. El Banco de España, en su informe del pasado jueves, resalta el efecto positivo que el Plan E está teniendo en el sector. También lo creen los expertos pero recuerdan que su fecha de caducidad está cercana, aunque habrá una prórroga el año que viene.

En Europa, es la industria manufacturera, muy ligada a la evolución de las exportaciones, la que más seguirá sufriendo recortes. La rápida recuperación de China —que en realidad nunca ha estado en crisis— y de EEUU pueden reanimar el próximo año el tejidoexportador.

Mientras, el paro traerá un nuevo problema al mundo financiero: el repunte de la mora. David Cano, socio de Analistas Financieros (AFI), advierte de que aún queda "una segunda ronda" en los problemas de los bancos. Sin embargo, llama a la calma al asegurar que este nuevo impacto sí es posible de cuantificar por los expertos porque es un viejo conocido de otras crisis, al contrario que los activos tóxicos.

"De esta crisis hemos aprendido que si el sector bancario tiene un problema lo tienen todos", apunta Cano. Por eso, aunque ante el drama de miles de hogares sin ingresos es difícil entender las cifras millonarias que se vierten en rescatar bancos, los expertos avisan: si no se sanea el sector financiero por completo, no habrá recuperación. "A partir de ahora hay que lograr que las entidades financieras no sean nunca más un riesgo sistémico", dice Cano, en línea con los trabajos que están desarrollando los países del G-20 de forma conjunta. El riesgo sistémico de los bancos ha llevado y llevará a millones de personas al desempleo. Muchas de ellas se preguntaron en su día: "¿Cómo me puede afectar a mí la quiebra de Lehman Brothers?". Ahora ya lo saben.

Desde aquí animo a todos los ciudadanos cómodos, ignorantes y/o dormidos, a sacar todo su dinero de los bancos, a salir a la calle a decir BASTA. No tenemos porqué pagar sus errores con trabajos precarios, en paro y/o ahogados por las hipotecas y quedarnos impasibles mientras escuchamos noticias de beneficios para el BSCH o que las previsiones para la bolsa son al alza. No podemos permitir que unos cuantos sigan viviendo como reyes y el resto de la humanidad muriendo de hambre y sin esperanza.

Me oyen!!????

Nada, ni caso.

Fuente: Público. 2 Agosto,2009

4 comentarios:

Juan Navarro dijo...

Directo al corazón, eso. El problema es que el corazón lo tienen de cristal de roca, o sea, duro y caro.
Un beso.

Felipe Medina dijo...

¡Es una puta vergüenza!
La crisis la van a pagar los de siempre.
Socializar pérdidas y privatizar ganancias


¡LOS DE SIEMPRE!

Un abrazo y feliz domingo

raúl dijo...

los bancos siguen teniendo unos beneficios enormes, pero las cajas están haciendo todo lo posible para fusionarse, porque pueden aproximarse a la extinción. es como si todo condujera a lo mismo, al poder concentrado de unos pocos, tipo reserva federal EEUU. ¿es que no se puede hacer las cosas de otra forma? ¿sin que ganar el máximo posible de dinero sea el único mandamiento? ¿sin que estemos a merced de unos pocos movedores de hilos?

Anónimo dijo...

Me ha ido bien encotraros, así como me ha pasado con www.crisis-lehman.com, que también me ha ayudado.

Olga