martes, 21 de julio de 2009

Qué hay detrás de la comida

CERDO

Al cerdo cuyo cadáver procesado vemos en la foto, es muy posible que le cortaran los colmillos de pequeño, así a pelo sin anestesia ni nada, para evitar el canibalismo entre los individuos adultos. Igualmente es posible que le cortaran el rabo -por el mismo sistema- porque con la locura del cautiverio se lo muerden unos a otros. Pasará su vida encerrado en un pequeño cubículo, sucio, enfermo, sin ver el sol ni desarrollar sus necesidades más elementales, engordando con comida prefabricada. Otros con más suerte viven al aire libre. Pero todos ellos, cuando sus explotadores lo ven oportuno, se envían hacinados en un camión, en un transporte de horas o días -muchos no llegan vivos y ninguno sano- al lugar donde verá como van siendo asesinados sus compañeros hasta que le toque el turno a él.

AVES

Al nacer, si tuvo la dudosa suerte de ser hembra, se la envió en una gran máquina clasificadora a las jaulas de engorde (a sus compañeros machos normalmente se los tritura vivos y se los destina a comida para “mascotas”). Antes se le cortará el pico en un proceso mecánico sin anestesia para evitar los frecuentes ataques entre las gallinas que viven hacinadas. Lo más probable es que haya pasado toda su vida en esa jaula, sin apenas poder moverse ni extender las alas, siendo atacada por sus compañeras de infortunio. Quizás tuvo la suerte de vivir en un espacio abierto sin jaulas, pero igualmente sin ver la luz del sol en toda su vida. Hay alguna remota posibilidad de que viviera en una granja al aire libre. Pero en todos los casos, cuando deje de poner los suficientes huevos para ser considerada “rentable”, será asesinada.

TERNERA

La ternerita o ternerito fue separada de su madre al poco de nacer. Nunca la volvió a ver, ni pudo mamar ni recibir sus cuidados como cualquier otro cachorro de humano, de vaca o de cualquier otro mamífero. Pasó su vida en un pequeño cubículo recibiendo una alimentación deficitaria en hierro para que su carne sea más blanca. Esto la enloquece hasta el punto de que lame los barrotes de su celda para obtener hierro. Vivirá unos pocos años así, siendo sobrealimentada, y será asesinada aún joven para que su carne sea “tierna”. Su madre tampoco tuvo mejor suerte, se pasó la vida pariendo (para lo cual generalmente es violada por una máquina) y perdiendo a sus cachorros, hasta que sea demasiado vieja para ello y se la envíe al matadero.

VACAS

Después de parir, la vaca tenía sus ubres preparadas para dar de mamar a su hijo. Pero se lo quitaron, y la enchufaron a una máquina artificial de ordeño. Toda su vida ha sido parir y ser ordeñada, es decir, sus ubres enchufadas a una máquina día tras día, noche tras noche, toda su vida. Hasta que, exhausta, está demasiado enferma para seguir pariendo y será asesinada a una edad mucho más temprana que la que le correspondería naturalmente. En unos pocos casos, puede que la leche provenga de una vaca que vivió en libertad, algunas en mejores condiciones y otras peores. Pero ninguna murió de vieja: cuando la vaca no es rentable, será conducida en un camión al matadero, donde llegará probablemente enferma y tal vez con las patas rotas, debido a su enorme peso y a no haber podido moverse en toda su vida. Es probable que empiecen a despellejarla o a seccionar su cuerpo con una sierra mecánica mientras aún está consciente.

Ubre de una vaca infectada con mastitis.

PECES

Tal vez vivió en el mar, o tal vez en una piscifactoría. Si tuvo la suerte de pertenecer al primer grupo, puede que viviese una vida normal, dentro de nuestros contaminados océanos. En el segundo caso, vivió en condiciones artificiales para engordar en el menor tiempo posible. Sus formas de morir pudieron ser diversas: arrastrado en una enorme red en la que murió ahogado y aplastado por cientos de sus congéneres, o tal vez pescado con caña, con lo que un artefacto metálico se le introdujo en su boca desgarrándola. Tal vez fue asesinado a cuchillo como se hace en algunas zonas con peces grandes, dentro del agua o subido a un barco donde fue desollado vivo mientras trataba de respirar. Una curiosidad: no hay estadísticas del número de peces muertos, se cuentan por toneladas. La industria pesquera no tiene muertos, sólo tiene toneladas de muertos.

Y ahora, cuéntame todas esas excusas que pones para seguir comiendo animales.

27 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Que están muy ricos asaditos a la parrilla?

¿Cientos de miles de años de adaptación al consumo de carne?

¿Y qué hay de las plantas? ¿Ellas no están vivas? ¿No las maltratamos con todos los pesticidas, decidiéndo nosotros como crecen, cuánta agua les damos, etc? Igual es que no tendríamos que comer ni plantas ni animales.

Se podrá discutir sobre los métodos de obtención de esa carne, pero sobre por qué comemos carne, sinceramente, me parece una tontería.

Me está entrando hambre, a ver si me meto un pinchito de chorizo, o uno de calamares.

Josu Sein dijo...

Sabes perfectamente que suscribo cada una de tus palabras. Si tanto nos enorgullecemos de ser el único ser "moral", "ético", "racional", "empático", o como lo quieres llamar, ¿por qué no lo ponemos entonces en práctica?

Para añadir algo, diré que a pesar de lo que la gente cree, los peces tienen un sistema nervioso perfectamente desarrollado, incluidos los crustáceos que se hierven vivos, la única diferencia es que no tienen voz y no pueden gritar, pero sienten lo mismo que si a ti te clavaran un anzuelo en el paladar y te metieran en el agua para ahogarte. Y por otra parte, que a los cerdos se los mata uno detrás de otro, ya que no es más que una fábrica, clavándoles un cuchillo mientras gritan y se desangarn , pero lo peor es que no esperan a nada y en la mayoría de las ocasiones los meten acto seguido VIVOS en agua hirviendo para eliminar el pelo y ablandar la piel, y muchas veces salen del agua gritando y revolviéndose.

Menos mal que cada vez somos más los concienciados y los que hacemos público todo esto...

eulez dijo...

Excusas? ¿Que soy carnívoro y no puedo ir yo mismo a cazar mis presas, por ejemplo?

Todo lo que cuentas es una pena, una salvajada, una animalada y todo lo que quieras, pero no es razón para dejar de comer carne. Con eso no haces nada. Todo esto es razón para mejorar el trato que se hace de los animales de granja. No habría más que hacer una normativa sancionadora y educar un poquito para evitar barbaridades.

¿Quieres mejoras las condiciones de vida de los bichos? Hazte miembro de una asociación de protección, movilizate, protesta, etc. Ya te digo que la solución al "nazismo" con los animales está a la vuelta de la esquina, pero no vas a conseguir nunca que la mayoría de la población se vuelva vegana.

Maya dijo...

A ver, no es mi intención obligar a nadie a ser vegetariano. Eso es una decisión que cada uno tomará o no de acuerdo a sus propia ética.

Si me asegurasen que todos los animales tienen una vida digna y una muerte lo más rápida e indolora, quizá no habría que plantearse si comer o no carne. Como antiguamente los animales en granja que disfrutaban del aire libre, de sus crías hasta que llegaba el momento del sacrificio.

En este post sólo denuncio algunas de las prácticas que se llevan a cabo diariamente en la industria cárnica. Como encerrar a los pollos en jaulas minúsculas para que no puedan moverse, con las patas completamente deformadas por sujetarse entre barrotes y comiendo a toda hora porque las luces de la fábrica o granja industrial están todo el día encendidas a propósito para que crean que es de día.

Hay muchas más barbaridades como las que cuenta Josu. Soy perfectamente consciente de que el hecho de que no compre carne obtenida de ese modo cruel no va a hacer disminuir los beneficios de esa industria ni un ápice ¿pero qué quieres que te diga? lo que no voy a hacer es a participar en esta masacre mirando hacia otro lado y sobre todo, intentando justificar lo injustificable con patrañas como que el hombre es omnívoro o chorradas sobre si las plantas también sufren.

Josu Sein dijo...

1-Jamás en la historia de la humanidad se ha consumido tanta carne como hoy en día. En la cultura occidental, ni siquiera entre las clases altas, y eso teniendo en cuenta que había muchas más sociedades vegetarianas que hoy en día. Por lo tanto, no vale de nada eso de que somos carnívoros u omnívoros por naturaleza (no existe naturaleza humana sino comportamientos humanos y el homo sapiens comenzó con la agricultura, no con la caza, quien no lo sepa que se informe). Es más, a la dieta vegana se le denomina dieta pitagórica porque ya Pitágoras (aunque es un tema candente desde mucho antes de su existencia aproximadamente el 500 a.C.), defendía un trato DIGNO a los animales, cuando lo que se practicaba era eso que hoy en día se denomina agricultura ecológica, lo que incluye no matarlos para alimentarnos porque NO ES NECESARIO y porque poner de razón que te gusta su sabor hace que dejes de demostrar que eres un ser moral como se dice que somos los humanos. Que te guste follar no te da derecho ético a violar a nadie. Cuanta más gente vegana haya, más se contribuirá a la desaparición de la industria cárnica y menos animales sufrirán. 2+2=4. Sí que consigues algo con tu actitud, Maya, y tú lo sabes. Tú misma sabes, a pesar de una de las respuestas, que lo que defienden precisamente la mayoría de las asociaciones en defensa de los derechos de los animales es el veganismo.

2-Las plantas son seres vivos porque son seres orgánicos, porque nacen y mueren, y porque se reproducen, PERO NO PORQUE SIENTAN. No son seres sintientes, no tienen sistema nervioso ni ningún órgano central que coordine ninguna clase de corriente eléctrica como es el cerebro. Eso es pura biología y no hay quien lo pueda rebatir. Un ser que existe por naturaleza anclado a la tierra y que no se alimenta de otros seres vivos no necesita de ningún sistema nervioso que le haga sentir dolor, angustia y miedo para huir de quien le intente atacar. Al llenarlas de químicos nos maltratamos a nosotros mismos y al planeta, pero no es comparable se mire por donde se mire a hacer sufrir a cualquier ser sintiente (no ya ser vivo). Eso es ecologia, y es un tema diferente, ya que hay ecologistas que no son veganos y viceversa, al igual que hay gente que es las 2 cosas, afortunadamente.

GO VEGAN!!!

Maya dijo...

Josu, que yo defienda y practique el veganismo no significa que pretenda que todo el mundo haga lo que yo.
Ojalá!
Pero mientras esperamos a que los carnívoros "evolucionen" (já, aquí ya me he retratao!) lo único que podemos exigir es que los animales, tanto los que son destinados a la alimentación como el resto de fauna en el mundo, tengan una vida y una muerte digna. Por una razón bien simple: tienen el mismo derecho que nosotros a compartir este planeta sin sometimientos y malos tratos.

Aquí lo que hay es mucho Ana Botella y su maldito antropocentrismo.

Josu Sein dijo...

A mí me parece que pretender que cada vez haya más vegetarianos, que de hecho está pasando, es positivo, y que vida digna sí que existe, pero cuando la muerte no es natural ni escogida puede ser menos dolorosa, pero no digna. No hay asesinatos dignos.
A pesar de todo esto, para todos esos que dicen que somos sectarios, yo jamás le pregunto cuando conozco a alguien para entablar cualquie tipo de relación si come animales o no o si le gustan los toros o no.
:-)

Alfredo dijo...

Intuyo que detrás de la comida hay una siesta.

Anónimo dijo...

Solo una cosa más. Tu eres igual de cabezota que yo -puede incluso que más- asi que da igual que te lo diga o no.

Mi padre era matarife municipal. Y yo me crie en un pueblo. Iba al matadero con el cuando había una urgencia. Si el animal no estaba vivo y sano no se admitia para la matanza: ya fuera un pollo o una oca.

Nada de lo que cuentas es cierto -en unos casos es una exageración total, en otros autenticas burradas delirantes-.

Tu historia es justo la historia que te conviene creer para justificar tus propias creencias/opinones. No es cierta...pero...todo el mundo cree que si....asi que...fiesta......


Alfredito

Maya dijo...

Alfredito, desde los tiempos que tú eras chiquitín y acompañabas de la manita a tu padre para ver cómo destripaba a esos animales que luego veias hablando en los dibujos de Walt Disney, ha pasado unos cuantos años.
Hablo de granjas industriales, inmensas, que abastecen a varias marcas y no de pequeños pueblitos donde aún se dignaban a darles un trato digno hasta el momento de la muerte.
Ahora, como dice Josu (y no son chorradas, no hay mas que ver los vídeos que estas asociaciones pro defensa animal ha grabado a escondidas) a los animales se les hacina, se les maltrata, se les asesina (mejor este término y no el de sacrificio, que era por lo visto lo que te enseñaba tu papa a tan tierna edad) sin ningún miramiento y es cierto que si no están muertos todavía, se les mete igualmente en agua hirviendo o se les despelleja.

Ya sabes, que tú no lo hayas visto no significa que no exista.

Josu Sein dijo...

En este documental de hora y media no hay ni mentiras ni efectos especiales...

http://video.google.com/videoplay?docid=7576567901991519153

Anónimo dijo...

Josu dice: "Un ser que por naturaleza anclado a la tierra y que no se alimenta de otros seres vivos no necesita de ningún sistema nervioso que le haga sentir dolor, angustia y miedo para huir de quien le intente atacar".

Entonces, el veneno, o las espinas, o cualquier otro método de defensa de algunas plantas contra sus "depredadores" seguramente son simplemente casualidades (Darwin, te pillé, pedazo de charlatán), ya que a las plantas no les importa si se las comen o no.
Igual (aunque reconozco que es muy difícil) dentro de 100 0 1000 años, se descubre que las plantas sí sufren, mediante un mecanismo diferente al que hace sufrir a los animales ¿por qué no? ¿Acaso el conocimiento ha llegado a la verdad absoluta sobre la biología?
Anda que no nos dan sorpresas todos los días con nuevos y sorprendentes descubrimientos.
Hace unos años parecía imposible que en los volcanes del fondo oceánico, un medio sulfuroso y a alta temperatura, hubiera vida, y ya ves.

Vamos a la parte cómica:

Decir que el ser humano es omnívoro, hasta ahí podíamos llegar; todo el mundo sabe que el ser humano, que no es omnívoro, se divide en tres grandes grupos:

1- Los que se alimentan exclusivamente de McPurguers, Bonuts, CocaLoca-y de la otra- y patatas Batutano (esta subespecie tiene un hábitat de acero y hormigón; es una sociedad muy avanzada y evolucionada, y por supuesto casi todos conocen el veganismo, saben quién es la Campanario y leen muchos blogs).

2- Los que se alimentan de lo que cazan y recolectan (subespecie en extinción, vive básicamente en el Kalahari y algunos recónditos parajes de los bosques tropicales de remotas regiones; son poco evolucionados, matan animales y tienen un nulo conocimento de lo que es el veganismo; tampoco son conscientes de la existencia de la Campanario ni de los blogs generalistas).

3- Los que cultivan y crían ganado para subsistir; esta subespecie es muy numerosa, vive básicamente en zonas del sureste asiático (en ese biotopo es donde más abundan), en África (donde como el primer grupo cada vez lo tienen más difícil) y en Sudamérica (donde como dijo un gran erudito, ni fu ni fa). Tampoco están muy desarrollados que se diga, ya que aunque en sus comunidades se consume mucho vegetal (básicamente arroz, patata y mijo), tampoco están muy al tanto de que el ser humano no debería comer carne, por lo que las pocas veces que pueden, la consumen, tanto de animales acuáticos, como de terrestres y volanderos.

Los dos últimos grupos, es notorio que viven bajo la imperiosa necesidad de "evolucionar", de modo que se sumen al primer grupo y puedan abrazar el veganismo en toda su sabiduría, dejar de comer carne y así salvar el alma y la moral del ser humano, tan desacreditada por esos comecarnes.

dijo...

Menos mal que a mí me gusta mucho lo verde.

Maya dijo...

Uh, qué bueno!
Envía ese buen material a Arévalo, igual saca algún chiste de ahí.

Anónimo dijo...

¿Te refieres a la primera parte o a la segunda?
Na, para Arévalo es demasiado sutil, mejor que el chiste lo saquen Faemino y Cansado, o mejor Josu, que sabrá apreciar la ironía en toda su ironía ;)

Anónimo dijo...

POr cierto Josu, se me ha olvidado hacer alusión a lo de que las plantas no se alimentan de otros sers vivos: como supongo que sabrás, hay plantas que sí se alimentan de seres vivos, así que no las obvies; igual se enfadan, se desarraigan y van a buscarte y te comen.

Me suelen gustar tus entradas, pero esta, es un topicazo tan grande que no me he podido resistir, lo siento.
Por cierto, estoy de acuerdo en que tratamos a los animales peor incluso que a las personas, lo que dice muy poco de nosotros, pero sigo pensando que comer carne (probablemnte llena de antibióticos, hormonas, y demas porquería)es tan normal y natural como comer maiz (que además de estar aderezado con química,será transgénico, el cabrón).

Un saludo, e intenta hacer unas risas irreverentes, se vive más.

Josu Sein dijo...

Ya puedes decir misa que las plantas carecen de sistema nervioso. Por supuesto que la evolución existe, y los seres van cambiando, todos se van adaptando a su entorno, incluidos nosotros, sin que nos demos cuenta, y hay plantas con espinas, pero si no hay sistema nervioso no hay dolor, miedo ni angustia. Una planta puede reaccionar a ciertos estímulos, como doblarse hacia el sol, igual que nuestro organismo tiene cientos de reacciones de las que nos damos cuenta. Si no te haces una analítica no sabrás muchas de las cosas que te están pasando, porque el sistema nervioso no interviene. Los pelos se ponen de punta ante ciertos estímulos, o se pegan a una superficie con energía eléctrica, pero tú no sientes nada cuanto te lo cortas, ¿no? Pues eso. Una planta tampoco.

Lo siento, pero por una parte no tienes gracia, y por otra parte no es un tema del que reirse.

Josu Sein dijo...

Hay plantas carnívoras que reaccionan de la manera que he tratado de explicar. Las únicas. Si te gustan mis entradas verás que tengo muchísimas en defensa de los animales, así que no lo entiendo. En los topicazos estás cayendo tú.

Maya dijo...

Paso de más réplicas.
Tú puedes seguir con tu particular humor sin importarte las barrabasadas que les hacen a los animales mientras te los engulles. Yo seguiré haciendo lo que creo que es justo.

Fet dijo...

Yo es que sin mi chuletón no soy nadie.

Maya dijo...

Hombre Fet, después de esta batalla campal cómo se te ocurre decir eso????
XDDDD

Alfredo dijo...

Creo que hay demasiada gente que olvida que conviene reirse un poco incluso de las causas más nobles y, en especial, de uno mismo.

Esa risa y esa distancia son imprescindibles para que esas causas no se acaben convirtiendo en pura paranoia o en fundamentalismo.

Maya dijo...

Ok, si algún día tú sufres malos tratos o simplemente te hacen llevar una vida miserable para acabar muriendo de la forma más agónica y cruel, nos echaremos unas risas recordando ese buen consejo que nos diste.

Qué majo eres Alfredo!

Odiseo dijo...

¡Joder, cualquiera comenta aquí! Si estás de acuerdo, sueltas topicazos y si muestras discrepancia, eres un idiota insensible.

Bromas aparte, el post me ha hecho reflexionar, que no es poco. Yo soy un carnívoro irredento, pero todas las transformaciones empiezan por tomar conciencia de la realidad. Y nos has puesto delante un espejo que devuelve una imagen espantosa.

Besos. (Aquí se besa poco, ¿no?)

Maya dijo...

Con lo sencillo que sería reconocer que la industria de la carne no puede maximizar sus beneficios a costa de someter a los animales a un sufrimiento extremo y del otro lado entender que a alguien le encante comer carne, y ya ves..., como tú bien dices, acabamos por justificar lo que pensamos despotricando del otro.


Aquí se besa poco, sí señor. Con lo bonito que es terminar un post con unos besos y abrazos o unos deseos de buenos días...

Juan Navarro dijo...

Cuando la vida y la muerte son una realidad que la gente respeta, cuando son como la noche y el día, el aire y el agua, no hace falta tirar de manual de ética, funciona la ley de la sabana, muere el débil o el enfermo, nadie sufre, nadie es torturado, no hay un sólo muerto demás. El problema es cuando la vida y la muerte es un negocio, un espectáculo, una forma de ser superior. Es cruel quien no puede ser amoroso y en este mundo o hay amor o no habrá mundo.
Un beso, Maya.

Arnau dijo...

Joder, Maya, cuando estaba convencido que sólo el porno hacía subir los registros de audiencia, percato que el increíble mundo de la fauna y la flora también dispara el auditorio. Tomo nota.

Feliz Agosto